Home Economía El Gobierno dice ahora no saber qué IPC aplicará finalmente a las pensiones para compensarlas
Economía - 10.12.2018

El Gobierno dice ahora no saber qué IPC aplicará finalmente a las pensiones para compensarlas

La ministra duda entre la inflación de noviembre o diciembre, mientras la ultraactividad o el registro horario tardarán «meses»

Si usted es uno de los 9,6 millones de pensionistas que hay en España, aún deberá esperar algunas semanas más para conocer en cuánto le compensará el Estado por la desviación que exista respecto a la inflación. El Gobierno sostiene ahora que no tiene claro qué mes tomar como referencia, si el pasado noviembre o el presente diciembre.

La clave es si se aplicará el índice de precios de consumo (IPC) del mes pasado, que se moderó al 1,7% en tasa interanual según el indicador adelantado del INE, frente al 1,6% que ya aumentaron las pensiones este ejercicio. Una sola décima de diferencia que, en términos de factura para las arcas públicas, supondría una compensación total de 128,6 millones a repartir entre jubilados, viudas, personas con algún tipo de incapacidad, huérfanos, etcétera.

Pero si se tomara diciembre es posible que el IPC resultase algo más alto por un motivo doble. De un lado, la comparación con el mismo mes de 2017, con una tasa interanual entonces del 1,1% y mensual del 0%. Y, por otro, que los precios suelen subir en el último mes del año ligados a las compras de la campaña navideña.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, dio prácticamente por seguro hace dos semanas que se utilizaría finalmente el dato de diciembre. Este lunes, sin embargo, la propia ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, lo puso claramente en duda al afirmar que su departamento no lo ha resuelto aún.

«Ese tema está por decidir», dijo sin abundar en explicaciones de por qué mantienen la duda ya avanzado diciembre. Tampoco concretó cuándo se produciría ese pago compensatorio, aunque la idea inicial era hacerlo a principios de 2019 para aligerar las cuentas de este año.

De hacerlo así, sin embargo, el coste se duplicaría en un solo ejercicio, dado que esos 128,6 millones para acompasar las pensiones a la inflación consolidarían a la hora de calcular los abonos que la Seguridad Social realizaría en 2019. La lectura positiva es que de haberse cumplido las previsiones iniciales del IPC que manejaba el Ejecutivo, un 1,9% para 2018, la factura extra en enero se habría elevado hasta 386 millones y el coste total para el conjunto del año llegaría a 771,6 millones.

Con o sin presupuestos

En cualquier caso, la ministra separó este asunto de la posible aprobación de unos nuevos Presupuestos del Estado para 2019, cuyo proyecto prevé presentar el Gobierno en enero. Ya sea en ellos o por decreto ley, se volverá a incluir una revalorización anual del 1,6% para las pensiones. Y ese último método se usará a finales de diciembre para elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta 900 euros.

De otra parte, también este lunes la titular de Trabajo se reunió con las grandes patronales y sindicatos para valorar la marcha de las cinco mesas para el diálogo social. Y la conclusión es que los temas pendientes, como la ultraactividad en los convenios, el subsidio para mayores de 52 años y el registro obligatorio de jornada, tardarán aún «meses». Y lo mismo puede esperarse de los cambios en la reforma laboral que Valerio preveía tener para finales de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Las fuerzas de Trípoli comienzan a bombardear las posiciones de Hafter

El mariscal de campo ha decidido lanzar una ofensiva contra la capital de Libia hasta lleg…