Home Economía Ya hay más trabajadores extranjeros que antes de la crisis
Economía - 20.06.2019

Ya hay más trabajadores extranjeros que antes de la crisis

La afiliación a la Seguridad Social bate el máximo histórico y supera por primera vez los 2,155 millones de cotizantes

Prosigue la racha de buenas noticias para el mercado laboral español. Mayo ha registrado el mayor número de trabajadores extranjeros de la historia al sumar casi 70.000 nuevos ocupados y situarse por primera vez en los 2.155.149, batiendo el anterior récord que data de julio de 2008 (2.151.880), justo antes de que la crisis hiciera mella en el empleo y comenzara una destrucción de puestos sin precedentes, que afectó de manera singular a los inmigrantes, según los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Con la recesión comenzó a reducirse drásticamente la ocupación y el número de trabajadores extranjeros tocó fondo a comienzos de 2014, cuando a duras penas superaban el millón y medio, lo que significa que en seis años habían perdido una cuarta parte de su peso. Pero desde el inicio de la recuperación los trabajadores venidos de fuera han tenido un protagonismo crucial en la consolidación de la economía, hasta el punto de que en el último año han ocupado uno de cada tres nuevos empleos. Y así ha sido también en mayo, puesto que de los 211.000 trabajos que se crearon, un 32% fue a parar a ellos.

A partir de 2014 iniciaron –al igual que el resto de la ocupación– un periodo de expansión, primero de forma más lenta y en esta última etapa con un incremento que incluso duplica con creces el ritmo de la afiliación general: si el número de cotizantes está creciendo a un ritmo anual inferior al 3%, los afiliados foráneos se impulsan más de un 7,5% en mayo (lo que supone 151.000 más que un año atrás); no obstante, cabe resaltar que se trata del menor crecimiento de los últimos cinco meses, cuando superaban la barrera del 8%.

Además, hay que destacar que el peso de este colectivo es incluso mayor, puesto que en estos últimos años una parte de esos más de dos millones de inmigrantes que había en 2007 se ha mantenido en el país y ha obtenido la nacionalidad española, por lo que ahora ya no computan como extranjeros, pero habría que sumarles también, según apunta Valentín Bote, director del centro de estudios Randstad Research. Este experto además pronostica que este crecimiento intenso se mantendrá en los próximos meses, ya que se trata de una «tendencia sólida y consolidada».

Nuevos perfiles

Lo que si ha cambiado en esta última década es el perfil del empleo ocupado por extranjeros y ya no está tan focalizado en los puestos que los nacionales rechazan por ser más precarios, como pudieran ser las actividades agrícolas o del hogar. «El perfil del nuevo empleo que ocupan es muy variado e incluso una parte requiere de una cualificación elevada, aunque no es lo mayoritario», sostiene Bote, que precisa que esto es consecuencia del déficit de talento que hay en determinados sectores, por lo que en ocasiones hay que recurrir a candidatos de fuera.

En este sentido, si antes de la crisis este colectivo se concentraba mayoritariamente en el sector de la construcción y de la hostelería, ahora han cogido también peso en el sector público, la educación y la sanidad. Y hay un dato que destaca especialmente: el fuerte empuje de los autónomos extranjeros, un colectivo que ha aumentado en más de 100.000 hasta rozar los 340.000.

«España tiene un crecimiento del empleo muy superior a cualquier país de Europa, por lo que ese atractivo que tienen el sector turístico y esas buenas perspectivas atraen más fuerza laboral que a otros países», explica Alejandro Constanzo, director técnico de Asempleo, la patronal de las ETT, que destaca el fuerte incremento que se ha registrado en mayo en la agricultura, en la construcción, en la hostelería y en el sector de la información y comunicaciones.

De igual manera, también han cambiado los países de procedencia de estos extranjeros y si antes de la crisis solo uno de cada tres eran comunitarios, en la actualidad ganan peso y suponen ya más del 41% del total. En esta línea, en 2008 eran mayoría los procedentes de Marruecos, mientras que ahora están muy por encima los rumanos: 361.000 frente a 279.000. En tercer lugar se situaría Italia, con 126.000 trabajadores. Cataluña es la región preferida, donde se sitúan casi uno de cada cuatro inmigrantes, seguida de Madrid y Andalucía, aunque destaca el fuerte repunte en Baleares. Por otra parte, las mujeres ganan presencia y ya representan el 42%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

¿Qué ver hoy en TV? | Martes 22 de octubre de 2019

Vuelve la NBA. ‘El objetivo’, con Pablo Iglesias. Los ‘Malditos bastardos’ de Tarant…