Home Internacional/Mundo La doble de la canciller Merkel espera ansiosa su marcha de la política
Internacional/Mundo - 5 días ago

La doble de la canciller Merkel espera ansiosa su marcha de la política

Rueda videoclips para televisión, anuncios publicitarios y la contratan a menudo para dar la sorpresa en fiestas de cumpleaños o boda

Nadie desea tanto que Angela Merkel abandone la política y retorne a la vida privada como Ursula Wanecki. La canciller federal dará un primer paso en ese sentido al ceder la presidencia de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en el congreso que se celebra estos días en Hamburgo y en 2021, cuando acabe la actual legislatura, no se presentará a la reelección para la jefatura del Gobierno alemán.

«Me alegro de que entonces todo se vuelva más tranquilo, para la señora Merkel y para mí», dice Wanecki, tras 13 años «duplicando» a la conocida política conservadora, los mismos que ésta lleva dirigiendo los designios de la primera potencia europea. La simpática secretaria de 61 años hace de doble de la más popular líder política mundial. Acude como invitada especial, guardaespaldas inclusive, a fiestas de empresas o inauguraciones de centros comerciales.

Lo que ella llama «la gran aventura» de su vida comenzó de manera casual en los carnavales de 2005. Como la idea de su disfraz inicial se vino abajo no se le ocurrió otra cosa que imitar a la canciller federal y descubrió sorprendida que era un papel cortado a su medida. «No tengo que cambiar prácticamente nada para ser Angela Merkel. Mi forma de caminar, de gesticular, toda mi aura es la misma», asegura. Y es cierto. Sus ademanes son clavaditos, incluso cuando forma con sus manos de manera natural el llamado «rombo merkeliano», un gesto tradicional de la canciller. «El peinado me lo ha copiado Merkel y no al revés», dice con una risita que recuerda a la jefa del Gobierno, si bien su acento la delata.

Wanecki no procede como la canciller del Uckermark, la región al noreste del Estado germano oriental de Brandeburgo, sino de Polonia, aunque tiene la nacionalidad alemana. Convencida por sus amigos envió fotos a una agencia de dobles y desde entonces es promocionada como «la más parecida doble alemana de la canciller federal».

Rueda videoclips para televisión, anuncios publicitarios y la contratan a menudo para dar la sorpresa en fiestas de cumpleaños o bodas. Eso sí, siente profunda admiración y respeto por Merkel. Del fin de su compromiso especial con la canciller cuando ésta se retire hay algo que le alegra especialmente. A Wanecki le gusta lucir uñas con esmalte rojo: «Pienso pedir inmediatamente cita con la manicura».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Conduciendo un metro contra el ‘brexit’

Aratxu Blanco, una de las administradoras de la cuenta de Facebook que agrupa a los españo…