Home Internacional/Mundo Malasia mantiene bajo arresto a una vietnamita por la muerte del hermano de Kim Jong-un
Internacional/Mundo - 14.03.2019

Malasia mantiene bajo arresto a una vietnamita por la muerte del hermano de Kim Jong-un

La defensa esperaba que la mujer quedase en libertad como ocurrió con la indonesia detenida en la misma investigación

La justicia de Malasia decidió este jueves mantener bajo arresto a la vietnamita Doan Thi Huong, acusada del asesinato de Kim Jong Nam, hermano del líder norcoreano Kim Jong Un, en el aeropuerto de Kuala Lumpur en 2017. La decisión sorprendió a todas las partes personadas en el caso, ya que el lunes las autoridades de Malasia liberaron a una mujer indonesia, Siti Aisyah, quien también se encontraba bajo arresto en relación con el asesinato.

Este jueves, Huong estalló en llanto al conocerse la decisión del tribunal que negó su petición de libertad, y apenas dijo tuvo fuerzas para declarar a los periodistas: «Estoy deprimida. Soy inocente. Quiero que mi familia rece por mí»:

Las dos mujeres siempre sostuvieron que fueron engañadas por agentes norcoreanos, quienes les hicieron creer que participarían de una broma para un programa de televisión. Sin embargo, la operación incluía el uso de un agente altamente tóxico que provocó la muerte de Kim Jong- nam. Los abogados defensores presentaron a las dos mujeres como 'chivos expiatorios' en el caso, y apuntaron que los verdaderos asesinos fueron cuatro norcoreanos, quienes lograron escapar de Malasia poco después del asesinato.

El fiscal del caso no ofreció explicaciones sobre las razones de la justicia para eliminar los cargos contra Aisyah y mantenerlos contra Huong, quien ahora es la única persona detenida. Si resulta condenada, enfrentaría la pena capital.

Indonesia desplegó una intensa ofensiva diplomática para conseguir la liberación de Aisyah, al tiempo que Vietnam aumentó las presiones en favor de Huong apenas esta semana.

Durante el proceso judicial, los fiscales exhibieron lo que consideraron evidencia más fuerte contra Huong, como un video de seguridad del aeropuerto que la muestra acercándose a Kim para ponerle las manos en el rostro antes de intentar escapar. En cambio, Aisyah es apenas vista alejándose de la escena.

El proceso judicial comenzó en octubre de 2017, pero la fiscalía terminó de presentar el caso en agosto de 2018. El lunes pasado el fiscal Muhammad Iskandar Ahmad solicitó que se retiraran los cargos contra Aisyah y que fuese puesta inmediatamente en libertad, aunque tampoco ofreció explicaciones por la medida.

Este jueves, Ahmad anunció que el Fiscal General de Malasia determinó que el caso contra Huong continúe. Sin embargo, el juez determinó que Huong no se encontraba en condiciones de declarar, por lo que convocó la próxima audiencia para el 1 de abril.

En el pueblo natal de Doan Thi Huong, su padre, Doan Van Thanh, que esperaba que ella volviera, expresó su decepción. «Estoy muy triste. El Gobierno nos dio su mejor apoyo pero la otra parte no pudo resolverlo, qué podemos hacer», lamentó.

Una condena por asesinato en Malasia significa la pena de muerte por ahorcamiento. El año pasado, el Gobierno había sugerido que planeaba eliminar la pena capital, pero recientemente dejó en evidencia que podría abandonar esa reforma.

Esta semana, el ministro vietnamita de Relaciones Exteriores presionó a su homólogo de Malasia por la situación de Huong, al tiempo que el ministro de Justicia de Vietnam escribió una carta personal al Fiscal General de Malasia.

Corea del Sur acusó al Norte de haber orquestado el asesinato, algo que Pyongyang siempre negó. Kim Jong-nam era un detractor del régimen y vivía en el exilio.

Malasia era uno de los pocos aliados del régimen de Corea del Norte, pero el asesinato de Kim Jong Nam dañó seriamente las relaciones y motivó la expulsión de los embajadores de sendos países.

Más información


  • En libertad una de las dos acusadas de matar al hermano de Kim Jong-un

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La Alhambra investiga la brecha de seguridad en su web de venta de entradas