Home Internacional/Mundo Voluntarios con estrella
Internacional/Mundo - 1 semana ago

Voluntarios con estrella

Gonzalo, Pablo, Julia… son algunos de los 3.500 entusiastas de la plataforma 'Esta vez voto', que anima, sobre todo a los jóvenes, a que no se queden en casa ante las elecciones europeas del 26M

¿Va a votar usted en las europeas?, ¿quiere pedirle un deseo a la UE?», pregunta Gonzalo Rodríguez (25 años) a los paseantes de la concurrida Puerta del Sol, a pocos metros de un Mickey Mouse de metro ochenta y entre cientos de turistas y currantes con prisa. A pie de calle, como otros 24.000 europeos (de ellos 3.500 españoles) de la campaña ciudadana impulsada por el Parlamento Europeo 'Esta vez voto', este joven madrileño, de prácticas en una consultora, trata de animar a concurrir a las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. Sus amigos, que no sabían ni cuándo son los comicios, le toman el pelo por su activismo europeísta: «Joder, Gonzalo, lo que tienes que hacer para ligar», recuerda entre risas. Junto a otros jóvenes de su edad, ha organizado concursos en tabernas y pubs para dar a conocer la UE y pasar un buen rato.

Hace 74 años que terminó la II Guerra Mundial y la memoria de por qué es importante la UE se va desdibujando. La pasada semana murió Vicente García Riestra (94 años), el último español que sobrevivió al campo de concentración nazi de Buchenwald, y unos meses antes, en febrero, Román Egea Garcés, uno de los últimos de Mauthausen.

Las nuevas generaciones dan por hecho la paz que ha traído la Unión. En las elecciones europeas de 2014, menos de 16 millones de españoles votaron, el 43,8% del censo, frente a los 25 millones que lo hicieron el pasado 28 de abril (75,7%). La media comunitaria fue de un 42,6 %, con países como Eslovaquia (13%), República Checa (18,2%) y Polonia (23,8%) con una participación mínima.

El pasado miércoles, Josep Borrell, ministro de Exteriores en funciones de España y cabeza de lista de los socialistas para el 26M, decía en TVE que «las elecciones europeas son una buena oportunidad para hablar de Europa, porque falta hace. Sólo el 26% de los ciudadanos sabe que hay elecciones en dos semanas». Este 2019, las europeas coinciden con las municipales y algunas autonómicas, como hace 20 años, cuando se registró el último pico de participación (63%) de unos comicios de segundo orden en nuestro país. O al menos así lo entienden nuestros políticos. De los debates previos a las generales, ningún candidato, incluido el presidente en funciones, Pedro Sánchez, habló del papel de España en la UE. «En Galicia solo se habla de la Unión Europea para dos ámbitos: la pesca y la agricultura. Y las dos son por algo negativo: nos quitan dinero y de comer. No se ve lo positivo: el trazado del AVE, infraestructuras, colegios…», explica Pablo Díaz Bouza (26 años), voluntario gallego de 'Esta vez voto' que desde finales de enero trabaja en Radio Coruña y donde cuenta con un podcast sobre las elecciones comunitarias.

A los políticos, dice Pablo, les encanta inaugurar infraestructuras, pero no decir de dónde viene el dinero. Según el portal del Parlamento Europeo 'Qué hace la UE por mí', la Comisión Europea ha asignado a Galicia 3,2 millones euros para limpiar y reparar los daños causados por los incendios forestales que asolaron esta comunidad en el verano del 2017. ¿Quién conocía esta ayuda? Muy pocos.

«No vemos a nuestros eurodiputados; deberían venir más y acercarnos la UE»

Menos electores jóvenes

El 80% de los encuestados en el último Eurobarómetro piensa que lo que nos une a los europeos es más importante que lo que nos separa; y los más europeístas son precisamente los menores de 25 años. Sin embargo, en 2014, la media del voto joven (entre 18 y 24 años) estuvo en el 28%, 14 puntos por debajo de la general. De los más de 400 millones de ciudadanos europeos -incluidos los británicos- que están llamados a las urnas, muchos votarán por miedo al cambio climático, al paro y la precariedad, a la inmigración, al yihadismo, al nacionalismo y a otro 'brexit'.

Estas elecciones serán las primeras de los nacidos en 2000 y con la zona Schengen ya en vigor -26 países europeos que han abolido los controles fronterizos en las fronteras comunes-. El miedo a perder la libertad de movimiento por Europa representa uno de los principales temores relacionados a un hipotético colapso de la UE, según un estudio de abril del 'think tank' Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

No se trata solo de desilusión con las instituciones europeas en Bruselas. «En España, apenas estudiamos la UE en el colegio ni en la universidad. Todo lo que sabemos es que hay una burbuja en Bruselas en la que, de vez en cuando, se deciden cosas que nos afectan. Es completamente normal que los jóvenes se interesen menos por votar si no saben para qué están votando, qué efectos tiene la Unión Europea en su vida, a dónde va su voto, quiénes les representan…», comenta Julia Fernández (19 años), estudiante de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid y una de las más activas de los 3.500 voluntarios españoles de 'Esta vez voto'.

Cuando el Parlamento Europeo presentó en Madrid la campaña en noviembre, su portavoz, Jaume Duch, reconocía que una «institución por sí sola no va a conseguir nada, es una tarea de mucha gente». 'Esta vez voto' germinó en el European Youth Event de junio de 2018, celebrado en Estrasburgo (Francia), donde miles de participantes impulsaron esta iniciativa inspirada en estrategias llevadas a cabo en elecciones en EE UU. Allí, por ejemplo, para animar al voto joven se recurrió a la campaña del 'No votes' basada en una psicología a la inversa. La idea pretendía combatir el elevado abstencionismo de anteriores comicios.

«La UE me ha dado mejores oportunidades profesionales. Desde fuera se ve claro. Es un problema muy grande que seamos nosotros los que pidamos a los jóvenes, los más favorecidos por la UE, que no se queden en casa y vayan a votar», resalta Alexis Berg-Rodríguez (Santiago de Cuba, 1974) quien se define como «un eurolatino afrocubano, alemán, europeo y español, todas esas mezclas juntas». Alexis dejó Cuba en 2010 para buscar una oportunidad fuera de la isla, donde ejercía de abogado; ahora es profesor en la Universidad Oberta de Catalunya. «Hace dos años conseguí la nacionalidad española. Mi abuelo era descendiente de alemanes. Era blanco de ojos verdes y mírame a mí, negro. Creo que esto forma parte de la diversidad y esencia de la UE».

«Diría que el peor defecto de la UE es lo burocrática que es; hay muy poca cercanía a la calle y las instituciones locales. No vemos a nuestros eurodiputados. Deberían venir más y acercarnos más la UE», explica Gonzalo.

A sus 53 años, Hugo Maldonado, natural de Argentina pero que vive en España desde hace 26, es uno de los más veteranos de la plataforma. A este abogado residente en Valencia le preocupan las «fuerzas políticas, nacionalistas y euroescépticas, que están dispuestas a cuestionar la existencia de la UE, y la participación en las elecciones podría parar sus objetivos». Julia, por su parte, opina que no se trata tanto de un problema de desinterés por parte de los jóvenes sino que creen que es más útil acudir a manifestaciones que protestar en las urnas. Pero tanto ella como sus compañeros de 'Esta vez voto' lo tienen claro: «Salir a manifestarse al día siguiente de las elecciones no sirve de nada».

A tener en cuenta42,6%
Es el porcentaje de europeos que votaron en las últimas elecciones europeas de 2014 (un punto menos que en España). Pero entre los jóvenes este porcentajó cayó al 28% (catorce puntos menos). De ahí la importancia de los voluntarios y su campaña 'Esta vez voto' para que los electores menores de 25 años acudan a las urnas el próximo 26 de mayo.
33%
Según un informe del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, la próxima Eurocámara contará con un euroescéptico por cada tres diputados, con lo que ello supone de poder entorpecer seriamente la puesta en marcha de políticas en materia de comercio, sanciones o inmigración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

La Alhambra investiga la brecha de seguridad en su web de venta de entradas