Home Tecnología ¿Adiós al meteosat?
Tecnología - 03.05.2019

¿Adiós al meteosat?

Los móviles, el futuro de la meteorología. Una empresa estadounidense proporciona una precisa predicción del tiempo gracias a recopilar la señal de dispositivos móviles

Desde los años 70, un grupo de satélites son los encargados de proporcionar toda la información acerca de la meteorología. Son un total de 7 satélites meteorológicos construidos por la Agencia Espacial Europea (ESA) y que se conocen como Meteosat.

Al otro lado del Atlántico han decidido olvidar este tipo de sistemas y apostar por algo más cercano a la superficie terrestre: los teléfonos móviles. Desde 2015, ClimaCell proporciona una precisa predicción del tiempo gracias a recopilar la señal de dispositivos móviles.

Su último éxito es reciente, el temporal vivido en Chicago el pasado mes de abril. Un temporal de nieve que colapsó la ciudad y provocó cancelaciones de más de 700 vuelos. Sin embargo, según cuenta la revista de tecnología del MIT, una aerolínea sobrevivió a este caos gracias a las predicciones de ClimaCell y así «permitió a la aerolínea administrar mejor sus horarios y minimizar las pérdidas derivadas de retrasos».

Los actuales sistemas utilizan las señales de radar, mientras que la compañía con base en Boston (Estados Unidos) recopila millones de datos de dispositivos de internet de las cosas y de smartphones para «tener una visión más detallada de lo que acontece». «Las previsiones meteorológicas en la mayor parte del mundo siguen siendo bastante malas», señala la compañía en su blog.

Según Climacell en todo el mundo hay 12.000 aparatos tradicionales de detección del clima en todo el mundo. Esto incluye 5 satélites, 940 estaciones de radar Doppler y 11.000 estaciones meteorológicas.

Gracias a su técnica, el número se ha disparado hasta alcanzar los 567 mil millones de dispositivos meteorológicos gracias a la conexión inalámbrica. Una apuesta de la que desconfían los expertos en meteorología como Ken Mylne del servicio británico de meteorología.

Mylne, asegura a la MIT Technology Review, que estos sistemas se basan en la observación, simulación y traducción de los datos. Aún así, la startup de Boston asegura que sus predicciones tienen una precisión más alta que el sistema con el que trabaja el propio Mylne.

La herramienta de ClimaCell recopila datos de millones de dispositivos para hacer las predicciones, pero antes de ser difundidas son comparadas con la información de radares como NEXRAD para las precipitaciones y, además, pasa un tercer filtro con una fuente de datos contrastada. Así funciona su herramienta de validación.

«Usando estas tres fuentes, el equipo ha desarrollado un profundo conjunto de análisis sobre cómo los datos de ClimaCell y otra fuente comparable se correlacionan con la verdad básica para un evento determinado», explican en su página web. Además, incluye herramientas de visualización para rastrear las diferencias a lo largo del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Guía para el otoño seriéfilo 2019 (II): 18 regresos esperados

Repaso a las principales series que volverán en las próximas semanas Redactora The Deuce (…