Home TV/Televisión ¿Cuánto dinero tienes?
TV/Televisión - 2 semanas ago

¿Cuánto dinero tienes?

Broncano sabía que daba en la línea de flotación de un tabú cuando empezó a importunar a sus entrevistados con la pregunta de cuánto dinero tienen

Espero no verme nunca en la situación de Pablo Iglesias el otro día donde Ana Rosa, cuando un niño broncanizado le preguntó cuánto dinero tiene. Como buen español, no solo tengo una relación muy pudorosa con el dinero que hace que siempre pregunte al final y muy bajito cuánto me van a pagar cuando me proponen un trabajo, como si cobrar fuera algo tan sucio como ir al baño, sino que conservo un reflejo de los años en que no tuve un duro: al sacar dinero del cajero, siempre pulso no en la pregunta de si deseo conocer mi saldo. Lo pulso rápido y molesto. ¿Cómo voy a querer saber tal cosa, con el buen día que hace? Quiero gastarme esos billetes con alegría, no pensando que derrocho mis últimos euros.

Isabel Pantoja, que representó una cumbre de la españolidad en tantas coplas y en tantos posados de revistas, parece mucho más desinhibida en su relación con el dinero que la gente que conozco (para que se hagan una idea: una vez se me ocurrió preguntar, de niño, cuánto cobraba mi padre, y me respondieron que cobraba, en pesetas, lo que a mí no me importaba). Su fichaje en Supervivientes se ha anunciado junto a su posible sueldo: 80.000 eurazos a la semana, que, tras los impuestos, se le quedarán en 40.000. En un país oscurantista donde nadie sabe a ciencia cierta si el compañero que se sienta junto a él en la oficina haciendo las mismas cosas cobra lo mismo que él, el dinero de algunos famosos se airea como bandera de prestigio.

Broncano sabía que daba en la línea de flotación de un tabú cuando empezó a importunar a sus entrevistados con la pregunta de cuánto dinero tienen, que solo responden bien los que tienen tanto que no lo saben, como Piqué. Iglesias, que se parece más a mí en cuestiones de pudor financiero (y es, por tanto, más español que Isabel Pantoja), invitó al niño a que buscara la respuesta en Internet. Yo habría preferido que se lo dijese él mismo: a saber qué cosas raras le salen al niño por Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Las fuerzas de Trípoli comienzan a bombardear las posiciones de Hafter

El mariscal de campo ha decidido lanzar una ofensiva contra la capital de Libia hasta lleg…