Home TV/Televisión El oficio de las series diarias
TV/Televisión - 6 días ago

El oficio de las series diarias

Sus guionistas reclaman un mayor reconocimiento del género y de sus equipos

Todavía cargan a menudo con la etiqueta de género menor dentro de la ficción televisiva. Sin embargo, cada serie diaria da trabajo a equipos de más de 100 personas que sacan adelante un capítulo por jornada laboral para entretener a una audiencia que ronda el millón de fieles en los cinco títulos que emiten La 1 y Antena 3. Las series diarias consiguen hacer industria y la fidelidad que logran en su audiencia hace que ni las vacaciones ni las plataformas les afecte tanto como a las emitidas en horario de máxima audiencia. Por eso sus responsables lamentan la falta de visibilidad y de reconocimiento en la mayoría de los galardones televisivos (este año, los premios MiM Series incluyen por primera vez una categoría para reconocer a las series diarias).

Para dar voz a los guionistas de estas y otras series, el sindicato ALMA, que cuenta con casi 700 afiliados (lo que supone un aumento del 45% en los últimos dos años) organizó la semana pasada un encuentro en el que se debatió sobre el trabajo y la situación de los escritores de la ficción televisiva nacional.

«En las series diarias no podemos hacer cosas que hacen las series de prime time, pero nosotros hacemos cosas que no hacen ellas. No tienen 250 capítulos para desarrollar personajes e historias», dice Borja González Santaolalla, coordinador, junto a Diana Rojo, del guion de Amar es para siempre, la más veterana de las que se encuentran en emisión en los canales nacionales: arrancó en 2005 en La 1 como Amar en tiempos revueltos y se mudó en 2013 a Antena 3 con nuevo nombre.

En muchas ocasiones se ve a las diarias como una escuela intensiva antes de dar el salto a una producción de horario de máxima audiencia o de una plataforma. «A mí me decían que era como un máster, algo que te prepara. Pero supone un esfuerzo bestial de resolución, de trabajo en equipo, tratar con productores…», defiende Rojo. «Cuando empecé a escribir hace 20 años quería hacer películas para ganar un Oscar, y he terminado haciendo guiones de una serie diaria. Pero hay que asumir lo que haces bien», dice Tirso Calero, coordinador del equipo de guionistas de Servir y proteger, desde 2017 en las tardes de La 1. «Es importante que los guionistas que empiezan no se frustren. En esta profesión sobrevive el que aguanta y el que sabe encajar», añade.

El secreto de Puente Viejo ya ha superado los 2.000 episodios en Antena 3. Su coordinador de guiones, Miquel Peidró, es un apasionado del formato diario. «El presupuesto reducido te agudiza la imaginación. Cada día es un reto nuevo». David Plana, creador de Mercado Central, la más reciente de las diarias, apunta en esa misma dirección: «a nivel de producción hay limitaciones, pero si eres guionista porque te gusta contar historias, no hay mejor sitio que una diaria».

A pesar de que reconocen limitaciones, González Santaolalla destaca la «evolución en la narrativa» que han experimentado en los últimos años. Más allá de los dramas de época que han florecido en la franja de sobremesa, Servir y proteger apuesta, por ejemplo, por el género policíaco y la recientemente finalizada Derecho a soñar se adentraba en el mundo de los abogados. Peidró también destaca avances en la producción: «dentro de las limitaciones presupuestarias, el resultado es más digno que antes».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

¿Qué ver hoy en TV? | Domingo 8 de diciembre de 2019

‘B’, un filme cuyo guion es la transcripción sumarial de la declaración de Bárcenas. Cumbr…