TV/Televisión - 13.01.2020

Funerales

La cascada de elogios que suelen inundar las necrológicas de los famosos son leídas por todos menos por su protagonista. El canal de pago #0 ha solucionado el desequilibrio con El cielo puede esperar, que ya inició su segunda temporada. Lo dijo Rubalcaba: “En España se entierra muy bien”. Y ahora Movistar + está dispuesto a difundir los funerales de cuerpo y mente presentes.

La segunda tanda apostó por Cristina Pedroche para abrir los panegíricos. En marzo de 2013, fue la primera mujer española en llegar al millón de seguidores en Twitter, lo que justifica su presencia año tras año en las campanadas de Antena 3, un espectáculo que se basa en el vestido que lucirá la presentadora. Su estilista Josie lo tenía claro: “Cuanto menos entendiesen ese concepto, más lo iba a reventar en España”. Por allí pasaron Pitingo y Dionisio, de Camela. Almíbar para una seguidora del Rayo Vallecano.

Y de la Pedroche a David y José Manuel Muñoz, los Estopa, dos charnegos afincados en Cornellá de Llobregat que de su primer álbum en 1999 vendieron dos millones de discos. Su padre regentaba el bar La Española, por el que, suponemos, nunca pasó Torra a tomarse un carajillo. David sentenció: “Ahora que me he muerto, me he dado cuenta de que todos los momentos en que me he tomado la vida en serio han sido una pérdida de tiempo”. Vanesa Martín cantó una gran versión de Era, y rindieron su homenaje Macaco, Albert Pla, y Muchachito, en directo, y Serrat, Sabina, Iniesta y Pau Gasol, en diferido. La apoteosis llegó con Los Chichos, Tomasito, Las Negris, El Canijo de Jerez y Joe Crepúsculo. Triunfo total. Y hoy, lunes, María Teresa Campos, nuestra Oprah en horas bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El misterio mejor guardado de las monarquías

Ni siquiera las familias felices, que …