Home TV/Televisión La BBC descarta emitir la próxima boda real
TV/Televisión - 13.01.2020

La BBC descarta emitir la próxima boda real

La corporación ha anunciado que solo mostrará las nupcias de Beatriz de York a través de sus informativos

La boda de Eugenia York, hija menor del príncipe Andrés, paralizó la televisión británica. La cadena ITV dedicó un especial de tres horas a mostrar en directo las nupcias de la nieta de Isabel II con Jack Brooksbank, rico heredero y empresario, en septiembre de 2018. Lo vieron unos tres millones de personas en su país. La boda de su hermana mayor, Beatriz, prevista para dentro de unos meses, no la verá nadie. Tanto la BBC como ITV han anunciado que no la retransmitirán: en todo caso, la BBC la mencionará en sus boletines informativos y mostrará algunas imágenes. Salvo un cambio de última hora, esta será toda la presencia que tenga en televisión el enlace entre Beatriz de York y el magnate italiano Edoardo Mapelli Mozzi (exmarido de la arquitecta Dara Huang).

La decisión se tomó justo antes de que estallase la última crisis de Buckingham, provocada por el príncipe Enrique y Meghan Markle al anunciar que pretenden abandonar la familia real. Para muchos observadores reales citados en la prensa británica, tiene que ver con el otro gran escándalo del palacio, el hundimiento público del príncipe Andrés tras la entrevista en la BBC en la que intentó sin éxito justificar su amistad con el millonario pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein.

Suprimir la retransmisión de la boda de Beatriz sería una extensión del retiro de Andrés de la vida pública. The Daily Mail, sin embargo, cita a un “amigo de la familia York”, que insiste que nunca hubo planes para retransmitir el enlace. La decisión, sin duda, no es monetaria porque a la BBC no se le cobran los derechos de imagen de las bodas reales.

Es el primer cambio significativo en la estrecha relación entre la cadena pública británica y las bodas de la familia real, que emite fielmente desde 1947, cuando la entonces princesa Isabel II dio el sí quiero al el entonces teniente Felipe Mountbatten en la abadía de Westminster. La práctica se consolidó en 1960, con el enlace de la princesa Margarita y Antony Armstrong-Jones (aquella vez el encargado de narrar las imágenes soltó, cuando Margarita salía de la abadía, una frase que explica el básico atractivo de televisar estos acontecimientos: “Los corazones de quienes la estén viendo, se encuentren donde se encuentren, la están acompañando en su felicidad de este día”).

La primera boda real emitida en color fue la de la princesa Ana, en 1973, que se caso con el capitán Mark Anthony Peter Philips. El apoteosis fue la recordada unión del príncipe Carlos y Diana Spencer, en 1981. Fue la boda real más vista de la historia, con diferencia: 28,4 millones de espectadores la vieron en su día. El siguiente enlace en la lista de lo más visto fue también el siguiente en emitirse: el del propio príncipe Andrés y Sara Ferguson en 1986. Tuvieron 18,7 millones de espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El misterio mejor guardado de las monarquías

Ni siquiera las familias felices, que …