Home TV/Televisión ‘OT 2020’ regresa con la peor audiencia de un estreno de su historia
TV/Televisión - 1 semana ago

‘OT 2020’ regresa con la peor audiencia de un estreno de su historia

Nunca antes la primera gala del programa bajaba de los dos millones de espectadores, como ocurrió el domingo

Con Operación Triunfo, los datos de audiencia son algo relativo, más aún que con otros programas: es mayor el impacto del programa en la cultura y en las redes que en la televisión, sobre todo al estar en una cadena que no persigue récords de espectadores. Pero también ocurre que, en esta ocasión, los datos de audiencia son malos. Nunca en los casi 20 años de historia del programa se había estrenado una edición por debajo de la barrera psicológica de los dos millones de espectadores. La gala del domingo pasado, sin embargo, se quedó en 1.824.000 y tuvo un 13% de cuota de pantalla.

No fue ni la segunda opción del público la noche del domingo: ese honor le correspondió a la película de acción Geostorm, sobre una conspiración para matar al presidente de Estados Unidos el mismo día que una feroz tormenta amenaza con inundar Occidente (la premisa atrajo 1.991.000 espectadores, un 13,1%). Y el puesto de lo más visto, con diferencia, fue para El tiempo de descuento, el remedo de parejas que conviven en Guadalix de la Sierra con el que Mediaset compensa su ausencia de Gran Hermano. El programa se estrenó el domingo, duró una hora más que OT (por poco termina a las dos de la mañana) y logró sin embargo una media de 2.182.000 espectadores, un 18,1% de cuota.

OT, por otro lado, lleva estrenándose con cifras cada vez más bajas desde 2006, cuando la primera gala de su quinta edición logró 670.000 espectadores menos que la anterior (4.841.000 ante 4.171.000). Incluso la celebrada edición de 2017, que logró dejar una impronta indeleble en el discurso cultural de los meses que duró tuvo al principio 2.558.000 espectadores, cuando catastrófica edición anterior, en 2011, la que convenció a Telecinco, quien la emitía entonces, a abandonar el formato, había tenido 2.778.000. Es importante observar que la audiencia no siempre se corresponde con relevancia en otros ámbitos, como redes sociales (el domingo la señal en directo de YouTube llegó a sumar 100.000 espectadores).

La caída, sin embargo, ha sido mayor esta vez, no por el número de espectadores (497.000 frente a los 2.321.000 de 2018) sino por el de cuota, el mayor desde que el programa empezó a decaer. La edición del domingo hizo un 13%, siete puntos y medio menos que en 2018 (20,5%). Hay que remontarse a los días de oro de Operación Triunfo para ver caídas parecidas, y eso era en otro contexto. En 2002, la segunda edición el concurso se estrenó con un 39,1%; al año siguiente caería al 26,4%; en 2005 remontaria a un 36,1% en su primera gala y en 2006 daría su mayor caída, con un 27%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El misterio mejor guardado de las monarquías

Ni siquiera las familias felices, que …